¿CUÁLES SON LAS PRINCIPALES

herramientas para tratar la constipación?


La primera intervención para tratar la constipación es la de observar nuestros hábitos de vida y cambiar aquellos que favorecen la constipación.

Las principales medidas para ayudar a un normal funcionamiento del nuestro intestino, son las siguientes:

  • Incorporar más fibras a la dieta
  • Aumentar la toma de líquidos.
  • Incrementar el ejercicio físico habitual.
  • Asegurarse de ir al baño cuando sienta la necesidad.
  • Adoptar un horario definido para ir al baño y tomarse su tiempo.

Sin embargo si estas medidas no son suficientemente satisfactorias para regularizar el intestino, es probable que sin abandonarlas, se deba recurrir a la ayuda de un laxante recomendado por el médico o farmacéutico.

Los laxantes se utilizan a corto plazo para aliviar los síntomas de la constipación ocasional y funcionan (según el tipo de laxante): ablandando las heces, aumentando su volumen y/o estimulando el movimiento intestinal.

Un laxante ideal debe estimular naturalmente al mecanismo de evacuación y ayudar a ésta,  no debe provocar deshidratación, ni ser reabsorbido, así como tampoco provocar hábito.

Es importante recordar que si hay cambios abruptos en los hábitos de evacuación intestinal, se encuentra sangre en las heces, existen dolores severos en el abdomen y/o se pierde peso sin hacer una dieta o tratamiento específico, se debe consultar sin falta al médico.

Para saber más sobre TRATAMIENTO DE LA CONSTIPACIÓN, consultar: www.constipacion.com.ar